Jamón de Huelva confía en que "la medicina no llegue cuando el enfermo muera"

La D.O. cree que siguen comercializándose productos del cerdo ibérico que son mezclados

 

 

Fuente de la imagen: www.spanishexquisite.com

 

La Denominación de Origen Jamón de Huelva ha expresado su preocupación por el retraso en la entrada en vigor de la nueva Norma de Calidad del Ibérico y ha confiado en que "la medicina no llegue cuando el enfermo muera". En declaraciones a Efe, el presidente del Consejo Regulador de la DO Jamón de Huelva, Guillermo García-Palacios, ha indicado que el retraso "no nos está haciendo bien" ya que siguen comercializándose productos del cerdo ibérico que son mezclados al 75 por ciento con la raza duroc -una raza blanca procedente de Estados Unidos que presenta la particularidad de que el cerdo tiene la pata negra- cuando la norma actual, incluso, fija el límite al 50 por ciento.

 Esta realidad "está acabando con el cerdo de bellota y con el de pienso criado en dehesas, ya que en la actualidad los cerdos de pienso se encuentran, en su mayoría en naves de polígonos industriales de Murcia y Cataluña".

García-Palacios ha indicado que la nueva Norma de Calidad "son ser la mejor, sí que mejora considerablemente la situación en cuanto a controles y sanciones de productos" por lo que desde la DO se considera que debe de entrar en vigor "cuando antes".

"Esperemos que llegue cuando el sector aún tenga posibilidades, porque son muchas las explotaciones ganaderas tradicionales que se han visto abocadas al cierre por esa competencia desleal".

Y es que, según ha precisado los productos cruzados al 75 por ciento con razas blancas, y que comportan unos costes de producción muy distintos a los que proceden de cerdos criados en un ecosistema único como es la dehesa, "salen al mercado como si fueran un mismo producto".

 

 

El Consejo Regulador insiste en que hay dar toda la información

 

    En este punto, el presidente del Consejo Regulador ha reclamado la importancia de que el sector del ibérico "pueda defender al consumidor de la misma forma que se hace en el vino o en el aceite y se le informe, en el etiquetado de qué está comprando".

 "No vale con indicar en un producto que el 50 por ciento proviene de cerdo ibérico, hay que dar toda la información para no engañar al consumidor y que él decida qué producto quiere comprar según qué momento, si no, si lo engañamos, corremos el riesgo de que no compre más", ha dicho.

 Por último, ha indicado que el sector del ibérico está viviendo "una situación crítica" y por ello ha incidido en la necesidad de que la nueva Norma de Calidad "sea ya una realidad".

 

Fuente del texto: agroinformacion.com