Como cortar el jamón ibérico. Parte 1


Si te han regalado recientemente una pata de jamón ibérico, te has comprado una o simplemente tienes curiosidad por saber como se realiza el corte tan fino del jamón ibérico, lee atentamente el siguiente artículo y verás lo fácil que resulta:

 

Para empezar y antes de todo hay que tener tres elementos principales: una jamonero, un buen cuchillo y por supuesto una pata o paletilla de jamón ibérico. Sin estos tres elementos se antoja imposible o cuanto menos difícil poder tener unos buenos resultados.

 

 

 

 

Teniendo en cuenta esto vamos a detallar un poco más la estructura y partes principales de las que está compuesta la pata de jamón. Las patas de jamón ibérico están compuestas por cinco partes: la parte de la maza (la zona principal, donde más carne hay y en donde se va a extraer la mayor parte del contenido del jamón ibérico), la parte de contra maza (es la zona de la babilla la parte de debajo de la maza donde también hay carne para cortar pero que al estar situado más cerca del hueso resulta más dificultosa y tiene una textura más dura), la punta o cadera (esa zona donde el jamón ibérico toma un color rojo intenso y de donde se suelen extraer los exquisitos taquitos de jamón) y por último el codillo (personalmente es una parte que me encanta, tiene muy poco donde cortar pero resulta exquisito).

 

El primer paso será muy sencillo pero básico, se tendrá que colocar el jamón ibérico en el jamonero siempre con la pezuña hacía arriba y sujetándolo fuertemente con las fijaciones que dispone el jamonero. Aquí hay una cuestión importante, pues si hay intención de consumirlo en un solo día no es necesario conservar partes de la corteza, así que se eliminará primero toda la corteza y luego se procederá a pelar todo el jamón ibérico. De lo contrario se irá perfilando poco a poco manteniendo la corteza para que el jamón ibérico no pierda ni un ápice de su sabor. 

Fuente: www.spanishexquisite.com