¿En qué se caracteriza un jamón ibérico de bellota?

 

El jamón ibérico de bellota se obtiene gracias a la crianza en libertad del cerdo ibérico que además se alimenta exclusivamente a base de bellotas. ¿Pero, cómo saber si estamos antes un jamón ibérico de bellota auténtico?

 

Una de las principales características del jamón ibérico de bellota es el color de su pezuña, algo muy característico. El color de la pezuña del jamón ibérico de bellota será negra, un negro intenso y oscuro que además deberá estar algo desgastada, y es que hay que tener en cuenta que el cerdo ibérico habrá estado en plena libertad y que por tanto habrá utilizado mucho sus pezuñas. Se calcula que aproximadamente recorre más de10 kilómetros diarios en busca de bellotas para su alimentación.

 

 

 

 

El diámetro del tobillo, es de su caña, tendrá que ser fino, esto indicará la pureza de la raza del cerdo ibérico y de que estamos ante un jamón ibérico de bellota auténtico.

 

La textura, el tacto del jamón ibérico de bellota es muy característico. El hecho de haber sido alimentado con bellota hará que el jamón ibérico de bellota llegue incluso a fundirse con la temperatura corporal de la palma de la mano.

 

Los experimentados cortadores de jamón ibérico de bellota conocen a la perfección cuando se trata o no de un jamón ibérico de bellota, y es que basta con realizar un corte para determinar si nos están engañando o no con la pieza.

Fuente: www.spanishexquisite.com