EL JAMÓN IBÉRICO, UN PRODUCTO EXQUISITO

 

  

 

 

Es indispensable señalar que el jamón ibérico más exquisito del planeta tierra, el más admirable y el más copiado es el que se origina cuando da lugar una cadena de causas que exclusivamente pueden tener lugar en algunas zonas de la península ibérica, en las que hay dehesa que es la fuente de bellotas, cerdos del linaje ibérico y unas circunstancias naturales específicas para que el jamón ibérico se cure como es debido. Por este motivo, el jamón ibérico de montanera es reverenciado como uno de los cuatro pilares de la cocina occidental, al que le escoltan las trufas, blancas y negras, de exquisito aroma y sabor pero carece de valor nutricional el foie, que reclama la habilidad de una nutrición obligada que produzca la degeneración del hígado y que por ese este hecho es sumamente discutido por los defensores de los  animales, y el caviar, que infelizmente cada vez es menos copioso por la disminución del ámbito de difusión del esturión salvaje, delimitado en su ámbito por la contaminación. El jamón ibérico de bellota tiene formidables características nutricionales, sobresalientes propiedades sensoriales y también vincula un procedimiento de elaboración que es muy positivo para el medio ambiente, al ser necesario que la dehesa se encuentre poblada de árboles ya que es imprescindible para la producción de bellotas. 

Fuente: www.spanishexquisite.com