Cerdo ibérico, raza de la que se obtiene el jamón ibérico

 

Aunque España es conocida mundialmente por el toro, lo cierto es que su otro gran animal representativo es el cerdo, pero el cerdo ibérico. El animal que tantos alimentos proporciona a los habitantes de la península y que entre ellos destaca y de que manera el jamón ibérico.

El cerdo ibérico es descendiente directo del jabalí y representa la última raza porcina de Europa. Este hecho la hace ser una raza única, y lo es porque su grasa muscular es diferente a la de otras razas porcinas. Todo esto hace que después de un largo proceso de engorde se pueda obtener el mejor jamón ibérico, uno de los sellos de identidad de la gastronomía española.

 

¿Qué características tiene el cerdo ibérico?

Pues para empezar tiene un morro ancho, un hocico largo, orejas de tamaño medio, cuello corto, ojos grandes y sobre todo con extremidades bastante estilizadas y robustas. Estas extremidades son las que le permiten tener un trote bastante ligero.

 

 

 

Existen varias extirpes de cerdo ibérico, no vamos a enumerar cada una de ellas, pero hay que tenerlo muy en cuenta pues el sabor del jamón ibérico variará en función de dicha extirpe.

El periodo de cría del cerdo ibérico suele durar hasta que más o menos alcanza unos23 kg. de peso. Es en este momento cuando más cuidado hay que dar al animal, puesto que acaban de dejar la leche materna. Tras este periodo se inicia un nuevo ciclo en el que se busca que el animal coja una buena musculatura. En esta etapa se va formando su grasa.

Al cerdo ibérico que posteriormente se le extraerá las patas de jamón ibérico se le puede alimentar de tres maneras: mediante bellota, mediante recebo o mediante cebo.

Como suele decirse del cerdo ibérico se le suele sacar el máximo provecho, y es que en cualquier mercado podemos comprar diferentes productos extraídos del cerdo ibérico, como: carrilladas, aguja, presa ibérica, abanico ibérico, plumas ibéricas, secreto, chuleta, costillas, lomo, tocino, solomillo, panceta, paletilla de jamón ibérico y por supuesto la pata de jamón ibérico, probablemente la parte más deseada del cerdo ibérico. 

Fuente: www.spanishexquisite.com