Defensores del Ibérico, moderadamente satisfechos por la nueva norma

Los firmantes del Manifiesto 'En defensa de la Raza Porcina Ibérica' han destacado el espíritu "positivista" del borrador final de la Norma del Ibérico elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ante el que muestran una "satisfacción moderada". En declaraciones a Efe, José Luis García-Palacios, portavoz de los firmantes del Manifiesto, al que ya se han adherido más de 30 asociaciones, instituciones y entidades de Andalucía, Extremadura y Castilla y León, ha precisado que "no estamos ni tocando las palmas, ni lamentándonos". En su opinión, el documento final, que fue remitido por el Ministerio a finales de la semana pasada a las comunidades autónomas y al sector, ha incluido aspectos importantes que se venían reclamado.

 

 

 

Entre ellos, ha destacado la diferenciación racial, que lo estimaban necesario por información para el consumidor, los regímenes sancionadores o aspectos relacionados con el etiquetado.

Considera García-Palacios que algunas de las medidas recogidas "son optimizables", sin embargo, entiende que "se ha ganado mucho" al poder "empezar desde esta base".

Por ello, cree que el espíritu del borrador es "positivista" y resalta de él el hecho de que "tenga al consumidor como principal objetivo para blindar sus derechos".

Pese a esta "satisfacción moderada" los defensores del Porcino Ibérico consideran que "hay que seguir pelando mucho la cebolla" y señalan, como aspecto negativo del nuevo documento, el hecho de que se dé un plazo de adaptación a la nueva norma de tres años, un período "demasiado largo".