La vendimia 2012 se ha saldado en España con una producción, según los datos del Ministerio de Agricultura, de unos 33 millones de hectolitros.

El precio del vino en 2012 registró una subida del 6 %, según el índice de precios de consumo del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que refleja lo ocurrido en el inicio de esta campaña: escasas existencias de vino y una vendimia corta que ha incrementado las cotizaciones de la uva.

El director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), Rafael del Rey, ha explicado que este incremento "cuadra perfectamente con el reflejo de lo ocurrido en la vendimia", aunque espera que no se traslade al consumo y que se mantenga la "tímida recuperación en hogares".





Del Rey ha señalado que, en esta campaña, "partíamos de unas existencias escasas, porque las ventas -sobre todo las exportaciones- habían ido muy bien desde el 2011" y, "encima, la cosecha ha sido bastante corta en España, lo que dificulta seguir vendiendo las cantidades que se venían vendiendo".

La vendimia 2012 se ha saldado en España con una producción, según los datos del Ministerio de Agricultura, de unos 33 millones de hectolitros, "cifra bastante inferior a la media de 40 millones de hectolitros de las últimas campañas", ha remarcado Del Rey.

Pero, además, ha sido más corta en países vecinos como Francia e Italia, "lo que aumenta su presión para conseguir vinos españoles - aunque no a cualquier precio- y ello también contribuye al aumento" del precio del vino.

El director general del OeMv ha añadido que, al final, "esa sensación de relativa escasez generalizada en todo el mundo (tampoco hay muchas existencias en América ni en el resto del nuevo mundo), aunque sea coyuntural y sepamos que suele ser cíclica, ha generado una fuerte subida de los precios de vinos y uvas en origen".

Si bien, ese incremento tiende a afectar más a los vinos más económicos, ya que los que cuentan con unos precios superiores suelen tener unos cotizaciones más estables.

Fuente: besana.es