SOLOMILLO Wellington


 

Fuente de la foto: www.spanishexquisite.com


Ingredientes (4 comensales)


800 gramos de solomillo de ternera o de buey, 2 c/s aprox. de mostaza al vino blanco (o la que más te guste), pimienta negra, sal, aceite de oliva virgen extra, 1 lámina de hojaldre, 1 huevo.

Para la duxelles

500 gramos de champiñones, 140 gramos de chalota, 100 gramos de vino blanco dulce, c/n de aceite de oliva virgen extra (o mantequilla), pimienta negra recién molida, tomillo, perejil fresco, sal.

Elaboración

Para empezar hay que preparar la duxelles, que tenga tiempo de reposar. Para ello, pon una sartén antiadherente al fuego con aceite de oliva virgen extra suficiente para pochar las chalotas, previamente peladas y picadas en la picadora. Mientras se pochan las chalotas pica también los champiñones, una vez que estén bien limpios y secos, también en la picadora (en el complemento de la batidora por tandas o en Themomix)

Cuando la chalota empiece a tomar color, incorpora los champiñones, salpimenta al gusto, añade también el tomillo y sube el fuego para que tome temperatura y las setas suelten su agua. Ve moviendo con la espátula los champiñones mientras se cocinan para que se hagan de forma homogénea.

Una vez que los champiñones han quedado secos, moja con el vino y deja cocer a fuego lento hasta que vuelvas a obtener una pasta de setas densa, como un paté, entonces pruébala por si fuera necesario rectificar de sal o pimienta y añade el perejil picado. Dale un par de vueltas más, retira del fuego y deja enfriar. Reserva en el frigorífico.

Limpia el solomillo de la grasa que pudiera tener y pon a calentar una sartén o plancha para dorarlo en todo su contorno, salpiméntalo al gusto previamente. Una vez dorado, retíralo a un plato y reserva.

 

Fuente receta: gastronomiaycia.com