Pistas para reconocer un jamón ibérico

 

Si no eres buen conocedor del mundo del jamón ibérico resulta difícil poder reconocer cual es ibérico y cual no. Por eso, hoy os daremos algunas pistas para que podáis reconocer cual es el auténtico jamón ibérico.

Una de las cosas que enseguida pone de manifiesto que estamos ante un auténtico jamón ibérico es el color de la pezuña. La famosa pata negra de la pezuña del jamón ibérico ha de tener un intenso color negro y ha de mostrarse algo desgastada. El hecho de que el cerdo ibérico campe a sus anchas por las inmensas dehesas permite que el animal desgaste su pezuña. Otro aspecto a destacar y que nos puede servir de pista para conocer si se trata o no de un jamón ibérico, es el diámetro de su tobillo, si este lo tiene fino será jamón ibérico.

 

La forma de la pata es más bien estilizada, y es que como hemos comentado el cerdo ibérico goza de gran libertad lo que le permite correr varios kilómetros al día y hacer que su pata se estilice al máximo.

 

 

 

 

 

La textura de la grasa de la pata del cerdo ibérico también desvelará algunas pistas de que estamos antes un jamón ibérico. El hecho de que el cerdo ibérico esté alimentado a base de bellota hace que su grasa sea mayor y que por tanto a nada de calor sea fácil de cortar…

Esperamos que estas pequeñas pistas te hayan ayudado a diferenciar mejor cuando es o no un jamón ibérico

Fuente: www.spanishexquisite.com